LAPÁN LAPÁN | by Chío G. Pan

Cuentos para la igualdad y la coeducación

20180309_225235[1]

Buenas! Qué tal estáis llevando estos temporales varios? En fin…esperemos que se trate ya de los últimos coletazos del invierno…

Hoy os paso mi lista de cuentos para coeducar, o educar en igualdad. Porque no se va a quedar todo en el 8M, claro que no, y además porque para mí de lo más bonito que tienen los niños es que son esperanza pura y poder de cambio, con ellos, tenemos la oportunidad de, si lo hacemos bien, hacer que la sociedad se convierta en algo más justo e igualitario. Que la mayoría de los adultos actuales hemos mamado el machismo es un hecho, tanto como lo es que los niños actuales todavía están libres de ello y por tanto podemos poner en ellos la semilla de la igualdad y de muchas cosas buenas para que dé frutos en el futuro y podamos cuando seamos viejas asombrarnos de lo muchísimo que hemos avanzado. En cuanto a cuentos de este tipo, afortunadamente la oferta es enorme, hay muchísimos! (algo debemos estar empezando a hacer bien ; ) He seleccionado algunos y espero que dejéis alguno más que os guste en los comentarios:

Por un lado tenemos los cuentos de Adela Turín y Nella Bosnia, de la editorial Kalandraka, en los que le dan una vuelta a los roles de género y, con títulos como “Rosa Caramelo”, “Una feliz Catástrofe” o “Arturo y Clementina”, nos harán reflexionar sobre la necesidad de saltarnos lo que tradicionalmente hemos considerado cosas de chicas o chicos.

20180309_224640[1]

Contra los estereotipos en este caso masculinos, que castigan lo etiquetado como “poco varonil” o que ellos también expresen sus emociones me encantan: “La mitad de Juan” de Gema Lienas y “La peluca de Luca”, este último tiene web propia y un corto disponible en vimeo, aquí y aquí tenéis los enlaces.

20180309_224519[1]

Luego están los divertidos “antiprincesas” como “La cenicienta que no quería comer perdices” de Nunila Lopez Salamero o “¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?” de Raquel Díaz Reguera, que además tiene ilustraciones chulísimas!

20180309_224455[1]

La colección “érase dos veces” reformula los cuentos clásicos creando historias donde niños y niñas podrán encontrar princesas valientes o lobos buenos.

20180309_224420[1]

Tratando el tema de la diversidad familiar nos encontramos con títulos como “Don Caballito de Mar”, de Eric Carle, para los más peques a partir de dos o tres años o “¡En Familia!”, de Alexandra Maxeiner y Anke kuhl, que es para un poquito mayores, a partir de siete.

20180309_225235[1]

Expresar cómo nos sentimos ha sido tradicionalmente considerado poco masculino, por eso, cuentos que nos ayuden a trabajar las emociones como  “Mamá, de qué color son los besos” de Elisenda Queralt y Carla Pott o el “Emocionario” ,de Rafael Romero Valcárcel y Cristina Nuñez Pereira, pueden ser buenas herramientas para darles una buena educación emocional. Este último cuenta en la web de su editorial, palabras aladas, con una guía con un montón de actividades y ejercicios para trabajar con él, aquí tenéis el enlace.

20180309_224545[1]

Y por último, un truco fácil que a veces hago para disfrutar también de los clásicos sin caer en estereotipos, es cambiar el género de los personajes y así tenemos cuentos de caballeras que cazan dragones o de príncipes que necesitan ayuda para vencer a la bruja.

Y hasta aquí mi selección! Espero que os gusten y me digáis alguno más que conozcáis!

 

 

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*